in

Avidez de energía verde por cobre justifica abrir nuevas minas

El cobre está entrando en una era de crecimiento de la demanda impulsado por la tecnología, según OZ Minerals, que el mes que viene iniciará las obras de desarrollo de una mina de 916 millones de dólares australianos (US$ 724 millones) en Australia.

El productor con sede en Adelaida, que el jueves anunció la aprobación del consejo para la mina subterránea Carrapateena en Australia Meridional, considera que la energía renovable, incluidas las baterías y los proyectos de energía solar, superarán a los bienes de capital y la construcción como motor clave de la demanda mundial.

“Me gusta el hecho de que la demanda esté cambiando”, dijo el jueves el máximo ejecutivo Andrew Cole en una entrevista con Bloomberg Television. “Actualmente se ve impulsada tanto por la tecnología como por la infraestructura básica, y la barrera para entrar a nuevas minas de cobre es muy alta. Es muy difícil encontrarlas”.

Los mercados de cobre están en condiciones de beneficiarse conforme crezca la demanda impulsada por la energía renovable y los vehículos eléctricos desde mediados de la década de 2020, según BHP Billiton, que controla la mina más grande del mundo.

El mercado de los vehículos eléctricos por sí solo podría necesitar unos 8,5 millones de toneladas de cobre hasta 2035, dijo la compañía en octubre.

Carrapateena, ubicada unos 160 kilómetros al norte de Puerto Augusta, comenzará el proceso de verificación de funcionamiento en el último trimestre de 2019, y el sitio tiene un potencial de expansión significativo, dijo OZ Minerals.

Tendrá una producción anual promedio de unas 65,000 toneladas de cobre y 67.000 onzas de oro en dos décadas aproximadamente.

El cobre enfrentará un déficit persistente desde finales de 2018 a comienzos de 2019 debido a la falta de nuevos proyectos y el agotamiento de las minas existentes, según Jefferies, y la minera Antofagasta ha señalado este mes que las perspectivas del metal se ven impulsadas por el aumento de la demanda, incluida la de los vehículos eléctricos.

Los precios se encaminan a un segundo aumento anual y esta semana escalaron al nivel más alto desde finales de 2014 en Londres.

“La era tecnológica a la que estamos ingresando, el aumento de las baterías, el almacenamiento de energía, los vehículos eléctricos, la producción de energía verde por medio del sol y el viento, todas estas cosas impulsarán el precio del cobre”, dijo Cole en la entrevista.

El productor, que pronostica una producción de cobre de 115,000 toneladas en su mina de Prominent Hill en 2017, planea financiar el desarrollo de Carrapateena con efectivo, dijo Cole a los analistas horas antes en una llamada en conferencia.

La empresa antes informó que las ganancias subyacentes aumentaron a 80.6 millones australianos en los seis meses que terminaron el 30 de junio frente a los 55 millones de dólares australianos un año antes.

Bloomberg

Written by Editor

Minería peruana: Recaudación tributaria cayó a la tercera parte los últimos 10 años

Perú eleva proyección de superávit comercial por mejores precios de los metales